entiendo
Cookies
Dawn Foods utiliza cookies para garantizar una experiencia de usuario óptima y para analizar el uso del sitio web.
Haga clic aquí para leer más.

Rainbow Cake



 

 

 

Si pensamos en el mes de abril, es imposible no pensar en la primavera. El buen tiempo empieza a llegar marcando el inicio de una temporada de sol, naturaleza, celebraciones, ferias y colores. Precisamente inspirados en este estallido de colores y fiestas os proponemos una receta de origen americano.

En esta segunda entrega de Dawn Academy, los maestros pasteleros de Dawn nos enseñan cómo elaborar un auténtico Rainbow Cake. Aunque a primera vista puede parecer muy elaborado, se trata de un pastel que no ofrece ninguna complicación. Tan solo hay que seguir los pasos que los pasteler0os de Dawn nos muestran en el vídeo.

La receta se puede dividir en 3 pasos. Primero, elaboraremos la masa de Créme Cake. Luego, separaremos la masa en 6 partes iguales, les daremos distintos colores y  las hornearemos. Finalmente, tan solo falta montar la pieza a modo de layer cake y decorarla.

El Rainbow Cake clásico es un pastel típico de fiestas de cumpleaños en Estados Unidos. Por sus llamativos colores, está muy asociado a seres de fantasía como unicornios, leprechauns i toda clase de criaturas de cuentos. Suele servirse completamente cubierto de frosting, revelando los colores en el interior con el primer corte.

 En esta variante, proponemos una decoración más minimalista que la tradicional americana. Hemos cubierto parcialmente la pieza derramando Glossy Icing. De este modo se consiguen dos efectos deseados. El primero es reducir la cantidad de frosting, cosa que hará que el pastel sea más ligero y saludable. El segundo es dejar a la vista los distintos colores para hacerlo más vistoso y conseguir un contraste con el blanco del icing.

Esta receta da mucho juego ya que ofrece un amplio abanico de posibilidades. Se pueden cambiar los colores o la forma del pastel para adaptarlo a cada ocasión. Hacer una pieza individual de Rainbow Cake puede ser un gran aliciente que atraerá todas las miradas en el escaparate.