Luxury Found

En Dawn Foods estamos siempre con un ojo puesto en el mercado. Realizando estudios a nivel global, estudiamos las tendencias que se desarrollan en el sector de la pastelería. Nuestro equipo de market research se encarga de analizar los resultados y sacar conclusiones.

Teniendo en cuenta que hay que saber diferenciar las modas de las tendencias, nuestros expertos han clasificado los nuevos hábitos de consumo en 8 tendencias. En este artículo trataremos la primera de todas, a la que hemos denominado Luxury found.

Luxury Found se puede traducir al español literalmente como “lujo encontrado”. Con este término nos referimos a esos pequeños momentos de lujo que buscamos de vez en cuando para descansar del ajetreo cotidiano. En esta categoría, los consumidores utilizan los productos para experimentar nuevas sensaciones y evadirse.

Nuestros estudios muestran que el 20% de los productos de pastelería se consumen con esta finalidad. Además, los consumidores están dispuestos a pagar hasta tres veces más por estos productos que por los habituales. De este modo, identificamos un nicho de oportunidad muy significativo que podemos aprovechar.

Para atraer a los consumidores que encajan en esta tendencia debemos ofrecer elaboraciones muy cuidadas, donde la creatividad de cada pastelero marcará la diferencia. Las piezas artesanas que combinan varias texturas y sabores suelen tener mucho éxito. Dado que se busca la indulgencia, el ingrediente más apreciado será el chocolate. Las piezas individuales con decoraciones llamativas invitan a los clientes a encontrar estos momentos de evasión.

La presentación y el envase pueden jugar un papel fundamental. Un envase cuidado, aunque sea sencillo, aumentará significativamente el valor percibido por el consumidor. Para seguir la tendencia luxury found, la mejor opción es presentar la elaboración en pequeñas cajitas. Suelen tener una decoración muy minimalista y sobria y muchas veces incluyen mensajes o dibujos. Así conseguimos proporcionar la experiencia de un regalo con cada elaboración.

Teniendo en cuenta este patrón y conociéndolo mejor, podemos saber cómo satisfacer mejor a nuestros clientes. De este modo, adaptaremos la pastelería a los nuevos momentos de consumo y estaremos preparados para los futuros cambios.